Animales en pie

Versión para impresiónEnviar por correoVersión PDF

TRAZABILIDAD OFICIAL DE ANIMALES EN PIÉ EN ARGENTINA

El sistema de trazabilidad oficial de animales en argentina se sustenta fundamentalmente en cuatro pilares:
1. Identificación establecimientos y productores agropecuarios.
2. Identificación de los animales.
3. Control de los movimientos de animales.
4. Registro de actividades dentro de una base de datos.

A continuación se detallan los puntos antes mencionados.


1. IDENTIFICACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS Y PRODUCTORES AGROPECUARIOS

Los establecimientos agropecuarios y los productores que desarrollan actividades dentro de los mismos se registran mediante el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA). El RENSPA es un código mediante el cual se asocia cada productor agropecuario con el establecimiento (espacio físico) en donde realiza su actividad.

El registro fue creado en el año 1997, como mecanismo de obtención de información sobre productores agropecuarios existentes.

Las bases de datos del RENSPA son aquellas sobre las que se estructura el control de las acciones sanitarias, vacunaciones, identificación, muestreos, controles fronterizos, registro de los movimientos de hacienda y seguimiento epidemiológico.

Marco Normativo
El presente Registro Nacional de Productores Agropecuarios fue creado por Resolución SAGPyA Nº 417/97, su modificatoria Nº 777/98, ambas reemplazadas por Resolución SAGPyA Nº 116/98.
Su reglamentación fue modificada por la Resolución SAGPyA Nº 249/2003.
 


2. IDENTIFICACIÓN DE LOS ANIMALES

En la República Argentina los animales poseen un sistema de identificación específico para cada especie en cuestión. A continuación se detallarán los sistemas de identificación de las especies animales más importantes.

A. Bovinos, bubalinos y ciervos

El sistema de identificación de bovinos, bubalinos y ciervos se basa en la identificación individual, única y permanente. Para ese fin se utilizan dos caravanas plásticas: una caravana con formato tarjeta en la oreja izquierda y otra caravana con formato botón – botón en la oreja derecha.

Existen 4 colores de caravanas:

  • Amarillas: zona con vacunación contra fiebre aftosa.
  • Verdes: zona sin vacunación contra fiebre aftosa.
  • Celestes: animales reidentificados.
  • Rojas: animales importados.

La solicitud de fabricación de caravanas oficiales se realiza directamente a las empresas encargadas de fabricarlas. Dichas empresas deben encontrarse registradas en Senasa y deben obtener un Certificado de Calidad emitido por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

La caravana tarjeta de identificación lleva impresa en la misma la siguiente información:

  • Frente de la hembra: número de CUIG (Clave Única de Identificación Ganadera, una metodología de codificación del RENSPA), número de manejo (individual para cada animal) y dígito verificador.
  • Dorso de la hembra: número de RENSPA, número de habilitación de la empresa que fabricó la caravana, mes, año y rango fabricado.

La caravana botón – botón de identificación lleva impreso el número de CUIG, número de manejo y dígito verificador.

La responsabilidad de aplicación de las caravanas recae sobre el productor agropecuario y el momento de aplicación de las mismas es al destete de los animales o antes del primer movimiento, lo que ocurra primero. Una vez realizada la identificación de los animales se debe declarar dicha actividad ante las oficinas locales del Senasa, lugar en donde se procederá a registrar dicha información dentro de la base de datos del Organismo.

En caso de que los animales pierdan uno de los dispositivos de identificación (caravana tarjeta o caravana botón – botón), los productores deben reidentificar los animales mediante la utilización de dos caravanas, pero en este caso de color celeste.

La información contenida en las caravanas tarjeta de reidentificación en la siguiente:
• Frente de la hembra: Al frente de la caravana deberá figurar el número de identificación individual del animal, de nueve caracteres. La numeración descripta precedentemente será secuencial, sin importar el productor que la solicita. Comenzará en R0000 0000 hasta R9999 9999.
• Dorso de la hembra: número de RENSPA, número de habilitación de la empresa que fabricó la caravana, mes y año.

La información contenida en la caravana botón – botón de reidentificación es el número de identificación individual del animal, de nueve caracteres.

Una vez realizada la reidentificación de los animales se deben declarar ante la oficina local del Senasa la caravana aplicada y a qué dispositivo de identificación reemplaza.

Los animales nacidos a partir del 1º de enero del 2007 deben encontrarse identificados de acuerdo a lo explicado en los párrafos anteriores.

Marco Normativo
El Sistema de Identificación de Ganado Bovino se creó mediante la Resolución SAGPyA Nº 103/2006 y se instrumentó mediante la Resolución SENASA Nº 754/2006.

Mediante la Resolución SENASA Nº 867/2006 se extendió la aplicación de la Resolución SENASA Nº 754/2006 a los animales de la especie bubalina.

Recientemente se promulgó la Resolución Senasa Nº 563/2012, la cual establece que todos los bovinos, bubalinos y ciervos deben encontrarse identificados bajo los lineamientos establecidos en la Resolución Senasa Nº 754/2006. En tal sentido, en la actualidad podemos asumir que se encuentra identificado el 100 % del rodeo de dichas especies.

B. ÉQUIDOS

A partir de la Resolución Nº 146/2010, se impuso la identificación individual de todos los équidos del país que se movilicen con destino a faena, los cuales deben identificarse al momento de ingresar a un establecimiento registrado como ESTABLECIMIENTO TENEDOR DE ÉQUIDOS o ESTABLECIMIENTO ACOPIADOR DE ÉQUIDOS.

Asimismo, en el momento de realizar la identificación, debe empezarse a completar el Documento Individual para el Registro de Tratamientos de los Équidos (DIRTE).

Asimismo, mediante la Resolución Senasa Nº 783/2011 se estableció que todos los équidos que ingresan a los establecimientos antes mencionados deben hacerlo amparados por una Declaración Jurada para el Movimiento y Remisión de Équidos a Faena, la cual debe asociarse a la caravana aplicada al momento del ingreso al establecimiento.

Herramienta de identificación utilizada
Los équidos ingresados a los establecimientos antes mencionados deben identificarse mediante la aplicación de una caravana de tipo botón-botón aplicada en la oreja izquierda del animal.

Color de la caravana
Las caravanas utilizadas deben ser de color blanco.

Información impresa en las caravanas
La información contenida en las caravanas es la Clave Única de Identificación Ganadera (CUIG), un número de manejo individual y el dígito verificador.

Este sistema de caravanas relaciona el número del animal con la identificación del productor (RENSPA). Dado que por la cantidad de caracteres, la codificación no permite incorporarlo y gestionarlo en las caravanas, se creó la Clave Única de Identificación Ganadera (CUIG), que es la expresión del RENSPA en un código alfanumérico de 5 unidades. Esta clave tiene como única función poder ser incorporada en la caravana, como parte de la identificación individual del animal, incluyéndose además, el acrónimo “AR” para indicar que pertenece a Argentina. Se asigna a cada establecimiento un número secuencial para que esa clave de identificación de los animales en cada establecimiento sea única.

Momento de la aplicación
Las caravanas deben aplicarse al momento de incorporar los animales al circuito de comercialización de équidos a faena, es decir, cuando ingresan a establecimientos tenedores o acopiadores de équidos.

C. Avicultura de carne
En avicultura, el sistema de identificación ideal es a través de la Identificación de lotes de producción. Actualmente en la República Argentina se están identificando los lotes de crianzas dentro del circuito de producción de pollos parrilleros (pollos de engorde).

El mencionado sistema identifica mediante un número de lote a todos los pollos que ingresan a una granja en el lapso de 10 (diez) días corridos. Asimismo, una vez que dichas aves se encuentran en nivel de terminación para ser remitidas a faena, los productores deben declarar la mortandad durante la crianza y luego gestionar los DT-e correspondientes. Dicha información se encuentra asociada al Nº de Lote, por lo que si existiera un evento sanitario relacionado a dichas aves, resultaría muy sencillo realizar el rastreo de las aves.

El sistema de identificación de lotes se implementó en el año 2008 en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos, las cuales representan el mayor volumen de producción de carne de aves. El mencionado sistema de identificación de lotes se hizo extensivo al resto del país el 06 de mayo de corriente año y pretende identificar mediante un código estandarizado en todo el país a los lotes de aves criadas para su posterior remisión a faena.
 


3. CONTROL DE LOS MOVIMIENTOS DE ANIMALES

Todo animal o grupo de animales que deseen trasladarse por el Territorio Nacional deben hacerlo amparados mediante un documento sanitario oficial. Actualmente el documento oficial para amparar el tránsito de animales es el Documento de Tránsito Electrónico (DT-e), el cual se gestiona a través del Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA).

Mediante este documento se controla el tránsito de todas las especies animales de interés comercial, estando las condiciones sanitarias permanentemente actualizadas en el SIGSA.

Marco Normativo
El Documento de Tránsito Electrónico (DT-e) se creó mediante la Resolución SENASA Nº 356/2008. Se ampliaron sus funcionalidades mediante la Resolución Senasa Nº 553/2009, Resolución Senasa Nº 275/2013 y Resolución Senasa Nº 192/2015.
 


4. REGISTRO DE ACTIVIDADES DENTRO DE UNA BASE DE DATOS

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), cuenta con un moderno, complejo y eficiente Sistema de Información Sanitaria, a través del cual se gestionan los sistemas de trazabilidad de las distintas especies animales, vegetales y productos/subproductos que son de su competencia.

En lo que respecta a animales vivos, la Dirección Nacional de Sanidad Animal (DNSA), utiliza como herramienta de recolección de datos el Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA).

Mediante dicho sistema se lleva el catastro y el historial detallado de cada productor/establecimiento, sus antecedentes sanitarios, vacunaciones, ingresos, egresos, trazabilidad, existencias animales de las distintas especies. Facilita el control sobre los movimientos (inicio y control de llegada a destino), la emisión de la documentación de tránsito animal (DT-e) y la verificación respecto del cumplimiento de las reglamentaciones vigentes del SENASA.

La Oficina Local es el punto principal de recolección de la información de dicho sistema. Los niveles intermedios (Coordinadores Temáticos, Supervisores Regionales) utilizan los sistemas como herramienta para planificar y coordinar las acciones de prevención, control y erradicación de las diferentes enfermedades dentro de su jurisdicción y para evaluar las acciones desarrolladas por el personal de campo.

Asimismo, el SiGSA contempla la posibilidad de que accedan Usuarios Externos al Organismo (productores agropecuarios, consignatarios de hacienda, veterinarios acreditados, etc.) y realicen determinadas actividades bajo la supervisión y control de los veterinarios locales de Senasa.