Barrera Zoofitosanitaria Patagónica

Versión para impresiónEnviar por correoVersión PDF

A la hora de viajar a la Patagonia hay que tener ciertos recaudos en cuanto a los alimentos que se transportan, debido a que esta zona es una Región Protegida de plagas y enfermedades agropecuarias.

Por este motivo, cada vez que se ingresa a la Patagonia, el turista se encontrará con Puestos de Control Interno (PCI) que controlaran los alimentos que se trasladan. De esta manera, se logra mantener la región protegida y poder comercializar la producción agropecuaria local (frutas, hortalizas, ganadería ovina y bovina) en los mercados internacionales con importantes ventajas competitivas, generando así más trabajo e ingresos.

En los PCI se realiza el control de los vehículos que ingresan a la región, tanto particulares como transportes de cargas comerciales, a los cuales también se les realiza el control de la documentación zoofitsanitaria que ampara dicha carga.

Los productos de ingreso restringido sin certificación zoofitosanitaria, son animales en pie, carnes y productos, subproductos y derivados de origen animal. En cuanto a los de origen vegetal contempla a todos los "Hospederos de Mosca de los Frutos"  tales como arándano - pera  - damasco - cereza - ciruela - durazno - fresa - frutilla - frambuesa - higo - granada - kiwi - kinoto - lima - mandarina - mango - manzana - membrillo - naranja - pimientos y ajíes - nísperos - palta - pera - pomelo – uva.

De detectarse un producto de ingreso prohibido o restringido se procede al decomiso y labrado del comprobante de decomiso o acta de infracción correspondiente.

Una vez finalizado el procedimiento de inspección se autoriza el ingreso del transporte previa desinsectación del mismo y pago del arancel correspondiente, según legislación vigente.